El matrimonio es un instituto natural, no un derecho

El pasado mi├ęrcoles 4 de enero del presente, los miembros de la Comisi├│n de Justicia y Derechos Humanos del Congreso votamos por amplia mayor├şa por la no aprobaci├│n del predictamen del Proyecto de Ley 525 que establec├şa el ÔÇťMatrimonio IgualitarioÔÇŁ en nuestro pa├şs. 12 votos a favor, 2 en contra, 4 abstenciones graficaron el palmario escenario de que el Per├║ es mayoritariamente conservador y contin├║a siendo un dique de contenci├│n frente a iniciativas que atentan contra la instituci├│n del matrimonio amparada en nuestra Constituci├│n.

El argumento más recurrente de los defensores de la propuesta fue sostener que no aprobar este tipo de unión es discriminatorio, al negar supuestamente un derecho. Pero ¿es realmente el matrimonio un derecho?

Es vasta la legislaci├│n que reconoce la figura del matrimonio, definiendo su conformaci├│n como la uni├│n de un hombre y una mujer. As├ş lo precisa nuestro C├│digo Civil, la Convenci├│n Americana de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pol├şticos, el Tribunal Constitucional peruano en su sentencia 2868-2004 en la cual cita en su fundamento 13 que el matrimonio no es un derecho, sino que se le reconoce como un instituto natural de la sociedad; adem├ís que garantiza impl├şcitamente que esta solo puede ser conformada por un hombre y una mujer de acuerdo a la legislaci├│n vigente.

Entonces, ┬┐es discriminatoria la citada normativa enmarcada en el bloque de constitucionalidad compuesto precisamente por los tratados internacionales de derechos humanos? La respuesta cae de madura. Rotundamente, no.

Tal como lo mencion├ę en la sesi├│n, debemos ser capaces de derribar de una vez por todas aquella falsa premisa de que el matrimonio es un derecho. Nuestra legislaci├│n recoge una realidad natural, mas no la crea: el matrimonio antecede al Estado. Ser├şa necesaria por tanto una reforma constitucional para modificar la instituci├│n del matrimonio tal cual la reconoce nuestra legislaci├│n hoy en d├şa. En esa misma l├şnea, presentaron sus opiniones t├ęcnicas las instituciones consultadas por la comisi├│n, incluyendo Reniec, pronunci├índose en contra de dicho proyecto de ley.

Y es que el progresismo intenta disfrazar como derecho humano varias figuras que de derecho no tienen un ├ípice: una es el mal llamado matrimonio igualitario, otra es el aborto, otra es la identidad de g├ęnero, entre otros; cuestiones que nunca antes se hab├şan abordado en tratados internacionales ni en la legislaci├│n peruana como derechos, y por tanto no forman parte del bloque de constitucionalidad que rige en nuestro pa├şs.

Este proyecto de ley fue consecuentemente archivado, y ¡el Perú continúa siendo un Bastión Profamilia en la región y el mundo!
Vamos por más.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Columnista - Autor
Alejandro Mu├▒ante Barrios

Congresista de la Rep├║blica. Defensor a ultranza de la vida, la familia, la patria y la libertad. Somos #BancadaCeleste

├Ültimos Art├şculos