La democracia no es negociable

El Pleno del Congreso ante la actual crisis pol├ştica ha estado debatiendo como prioridad el adelanto de elecciones. Sin embargo, las bancadas de izquierda pugnan por un refer├ęndum para una Asamblea Constituyente, que, seg├║n las ├║ltimas cifras de percepci├│n ciudadana, no representa una preocupaci├│n para la mayor├şa de peruanos frente a las verdaderas demandas sociales latentes. Esto es m├ís un capricho de quienes no tienen reparo alguno en patear el tablero de la democracia, en funci├│n a sus apetitos de un poder ilimitado, sin control.

En efecto: cuando el Poder Ejecutivo, Legislativo o cualquier otro ├│rgano del Estado ejerce sus funciones, lo hace dentro de los l├şmites que establece la ley, y pueden ser controlados por otro poder u ├│rgano del Estado. Si, por ejemplo, el Congreso se excede o se equivoca, el Ejecutivo puede observar sus leyes, o el Tribunal Constitucional declarar la inconstitucionalidad de las mismas, ya que el poder del Congreso es un poder constituido, limitado. Igualmente si, por su parte, el Ejecutivo se excede, el Congreso lo fiscaliza, el Tribunal Constitucional y el Poder Judicial lo controlan.

En democracia existen estos pesos y contrapesos, pero una Asamblea Constituyente es un peso absoluto que obra por encima de los poderes constituidos, pudiendo incluso suprimir derechos fundamentales, o eliminar instituciones.

En todos los pa├şses donde esta consigna se ha instaurado, ha habido m├ís fracasos que alg├║n beneficio para la poblaci├│n, lo ├║nico seguro ha sido la aparici├│n de una casta que concentra todo el poder en desmedro de los m├ís necesitados, a quienes, por cierto, estar├şamos afectando desde ya con una propuesta como esta, pues el refer├ęndum por una Asamblea Constituyente podr├şa costarnos 100 millones de soles, a lo que habr├şa que sumarle 450 millones de soles, que seg├║n los expertos, valdr├şa la instalaci├│n de dicha Asamblea, y los 1,500 millones de soles para el proceso de Elecciones Generales en este a├▒o 2023. Es decir, cerca de 2,100 millones de soles es lo que gastar├şamos; presupuesto que equivale a la construcci├│n de 14 hospitales, o 40 colegios o 600 kil├│metros de carretera.

Por todo esto, una Asamblea Constituyente no solo es un nefasto despilfarro de dinero que nos roba oportunidades econ├│micas, sino que abre las puertas al intervencionismo estatal, limita el libre desarrollo y la libertad de expresi├│n, de parte de un r├ęgimen totalitario que buscar├í consolidarse con el tiempo neg├índonos la posibilidad de una justa sucesi├│n democr├ítica.

Nuestro pa├şs no se merece ese salto al vac├şo. No podemos jugar con el futuro de nuestros hijos y permitir que nos quiten aquello que tanto nos cost├│ alcanzar. Hoy m├ís que nunca, debemos cerrar filas contra la Asamblea Constituyente.

¡La democracia no es negociable!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Columnista - Autor
Alejandro Mu├▒ante Barrios

Congresista de la Rep├║blica. Defensor a ultranza de la vida, la familia, la patria y la libertad. Somos #BancadaCeleste

├Ültimos Art├şculos