LA VIOLENCIA NO TIENE SEXO

El caso de Jhonny Depp

El pasado mi茅rcoles 1 de junio, el Jurado del Fairfax – Virginia, Estados Unidos, concedi贸 la victoria al actor Johnny Depp en la demanda por Difamaci贸n que interpuso contra su exesposa Amber Heard. Esta acci贸n judicial se motiv贸 en un art铆culo de opini贸n que escribiera ella para el 鈥淲ashington Post鈥, declarando haber sido v铆ctima de presunto abuso f铆sico por parte de Depp, durante el tiempo en que vivieron juntos.

La sola declaraci贸n de su exesposa Heard en el diario, sin mayores pruebas ni evidencias que sus dichos, bastaron para estropear la prestigiosa carrera del actor, quien declar贸 que el objetivo de su demanda, fue desde el inicio 鈥渞evelar la verdad, independientemente del resultado鈥, un deber que ten铆a frente a sus hijos y las personas que lo apoyaron.

Depp fue juzgado, sentenciado y condenado sin siquiera haber sido o铆do, y la misma suerte habr铆a corrido todo aquel que osaba defender el derecho de Depp a la presunci贸n de inocencia. Este 煤ltimo escenario de presi贸n se asemeja a lo vivido hace unos d铆as cuando el periodista Jaime Chincha y feministas me atacaron en prensa y redes por haber recibido a integrantes del Movimiento por los Derechos del Hombre – MPDH, personas que como cualquier otro grupo de ciudadanos tienen el derecho a ser escuchados por sus representantes.

Nos preguntamos cu谩ntas personas se encontrar谩n en la condici贸n del se帽or Deep, siendo objeto de procesos judiciales sexistas y jur铆dicamente injustos, en donde es la culpa lo que se presume y no la inocencia, prima la implacable acusaci贸n y no el derecho de defensa. Lo m谩s penoso es que en muchos de estos casos se trata de hombres que no tiene los recursos con los que cont贸 el actor Depp para limpiar su nombre y obtener justicia.

Es por lo expuesto, que sin importar las cr铆ticas y ataques fren茅ticos de quienes creen que la justicia se imparte de acuerdo al sexo (feminismo), desde mi despacho seguir茅 trabajando por el bien de todo ciudadano sin distinci贸n alguna, haciendo prevalecer su derecho a la igualdad ante la ley, porque cierta e irrefutablemente todos los seres humanos somos iguales en dignidad y derechos.

Finalmente, la victoria de Johnny Depp nos debe llevar a reflexionar sobre el tipo de justicia que queremos obtener en sociedad, una en que 1) No se criminalice al var贸n o a la mujer por el solo hecho de serlo, 2) Se atienda a la v铆ctima sin importar su sexo o el sexo de su victimario, 3) Predomine la presunci贸n de inocencia y por; sobre todo 4) 隆Se busque la verdad!

Iguales ante la ley.

隆La violencia no tiene sexo!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Columnista - Autor
Alejandro Mu帽ante Barrios

Congresista de la Rep煤blica. Defensor a ultranza de la vida, la familia, la patria y la libertad. Somos #BancadaCeleste

脷ltimos Art铆culos